Inicio / Noticias

Noticiasd’Icsuro i del sector surer


2020_jmf3392

El principal objetivo del proyecto es modernizar la tarea de extracción de corcho (tradicionalmente realizada con hacha) mediante la mecanización de la saca, la optimización de los procedimientos de descorche y la mejora de las condiciones de seguridad y salud a través de varias iniciativas como nuevas medidas adaptadas a las labores de saca y el prototipo de una escalera corchera. Además, busca valorizar el corcho y sus derivados para mejorar su comercialización, a través de nuevas aplicaciones tecnológicas y nuevos usos (“fachadas verdes”).

El monte alcornocal es un ecosistema que acoge uno de los más ricos biotopos de la Unión Europea y es uno de los principales motores de la economía de muchas zonas rurales en el ámbito mediterráneo.

El corcho es un material con una combinación de propiedades que lo hacen único y versátil. Entre estas propiedades destacan su baja densidad, su elevada resistencia mecánica y al fuego, baja conductividad térmica y eléctrica, además de ser un buen aislante térmico y acústico, elevada elasticidad y potencial absorbente de algunos contaminantes.

Estas propiedades hacen posible el planteamiento del uso de subproductos de corcho, o corcho no taponable como material para substrato de crecimiento de plantas y sistemas de tratamiento de aguas residuales. El desarrollo de nuevos usos implicará la valorización de los residuos, dando salida a subproductos o derivados del corcho que encontrarán nuevos mercados impulsando la bioeconomía circular.

 

NUEVOS USOS PARA SUBPRODUCTOS DE CORCHO Y BORNIZO

Una cuestión importante que se plantea es el aprovechamiento de los residuos y corcho no taponable, teniendo en cuenta que el granulado de corcho es el destino de, al menos, el 50% de la producción.

Normalizar y tipificar correctamente cada tipo de corcho, haciendo que el corcho de “refugo”, desperdicio o no taponable, tenga un uso y no suponga un coste añadido es otro de nuestros objetivos.

FOTO 2

En el desarrollo de nuevos usos para subproductos de corcho y bornizo, acción coordinada por la Fundación ICSURO, se está llevando a cabo una “cubierta verde piloto con corcho como sustrato y/o soporte, aprovechando sus características aislantes y bioabsorbentes” para revestimiento ajardinado de fachadas, donde el corcho se aplica como substrato que permite la germinación y crecimiento de plantas y también como bioabsorbente para la descontaminación de aguas residuales de edificios así como mejorar su eficiencia energética debido a las propiedades aislantes del material.

En el proyecto GO SUBER el prototipo que se propone se centra en los sistemas de vegetación vertical de edificio, y se plantea como un estudio comparativo entre un sistema de gaviones con sustrato o medio filtrante comercial (turba, fibra de coco y perlita) y un sistema de gaviones con sustrato de granulado de corcho. Durante el proyecto GO SUBER se han monitorizado y estudiado distintos aspectos del sistema vegetal construido: porcentaje de corcho como sustrato, distintas especies vegetales y su crecimiento, parámetros fisicoquímicos y descontaminación (biosorción). Los ensayos de descontaminación se están llevando a cabo estudiando la biosorción de hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP).

La utilización de subproducto de corcho para el tratamiento de contaminantes permite solucionar dos problemas: la gestión de la biomasa de corcho no utilizable para tapón y el deterioro de la calidad del agua.

La finalidad de los ensayos es comprobar la eficiencia de la gestión del agua, la aportación a la mejora del comportamiento energético de los edificios e incentivar el rendimiento económico y ambiental del sector forestal del corcho mediante el aprovechamiento del subproducto de la industria.

Una cubierta verde con corcho es un sistema innovador que representa una mejora substancial de la competitividad de este material respeto a otros sistemas que utilizan materiales no sostenibles. La aplicación de corcho implica mejoras a nivel térmico, acústico y de resistencia, lo que supone una innovación respeto a los sistemas actuales.

Son socios del proyecto: La empresa Trevinca Inversiones Medioambientales (coordinadores) la empresa Coveless Ingeniería, la Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España (COSE), el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria (INIA), la Agencia de Medio Ambiente y Agua de Andalucía (AMAYA), la Fundació Institut Català del Suro (ICSURO), la empresa JOGOSA Obras y Servicios y CICYTEX, a través del Instituto del Corcho, la Madera y el Carbón Vegetal.

Como socios subcontratados: el Consorci Forestal de Catalunya, la Asociación de Dehesas Ecológicas de la Provincia de Huelva (ADEHECO), la Asociación de Propietarios de Monte Alcornocal de Extremadura (APMAE), la Universidad de Córdoba (UCO) y la Fundación Conde del Valle de Salazar-ETSI Montes.

PROYECTO COFINANCIADO AL 80% POR EL FONDO FEADER CON UN MONTANTE TOTAL DE AYUDA DE 531.994,36 €

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Cerrar Cerrar