Inicio / Noticias

Noticiasd’Icsuro i del sector surer


IMG_5312

El Consejo Comarcal del Bajo Ampurdán apoya la Fundación Instituto Catalán del Corcho en proyectos de Economía Circular. El objetivo de este acuerdo es darle un nuevo uso a los tapones de corcho y los usuarios del Centro de Trabajo Especial Tramuntana de Palafrugell serán los encargados de hacer la selección de los tapones reciclados. Este acuerdo abre nuevas vías de colaboración para el Centro y la Fundación a lo largo del año.

A la firma de este acuerdo ha participado el presidente del Consejo Comarcal del Bajo Ampurdán, Joan Manel Loureiro; la vicepresidenta segunda y consejera de Bienestar Social y responsable del Centro de Trabajo Especial Tramuntana, Silvia Romero; el presidente del Instituto Catalán del Corcho (ICSuro) y presidente de AECORK, Joan Puig; y el director del ICSuro, Albert Hereu; y el alcalde de Palafrugell, Josep Piferrer.

El presidente del Consejo Comarcal, Joan Manel Loureiro, asegura que estos proyectos son beneficiosos para la sociedad así como por el medio ambiente: “Desde el principio hemos estado buscando proyectos de economía circular en nuestra comarca y ahora tenemos que unir esfuerzos entre todos para que salgan adelante “.

A partir de la selección de tapones de corcho que realizará el Centro Tramuntana, se utilizará el excedente del corcho reciclado para fabricar alcorques en futuros proyectos de diseño urbano. Este proyecto es uno de los que el Consejo Comarcal ha apoyado, y lleva el nombre de Proyecto ALCORKE.

La vicepresidenta segunda del Consejo y responsable del Centro Tramuntana, Silvia Romero, afirma que las nuevas líneas de trabajo que están adaptando el centro encajan muy bien con este proyecto: “Vemos muy positivamente que la selección se haga en el Centro Tramuntana, ya que estamos especializados en el ámbito de la jardinera y mejorará la condición ocupacional de todos los usuarios del centro “.

El alcalde de Palafrugell, Josep Piferrer, quien también forma parte del Instituto Catalán del Corcho, defiende que el territorio tiene muy buenas condiciones para la industria del corcho: “El Baix Empordà debe ser una comarca referente al reciclaje del corcho y hoy empezamos con la colaboración del Centro Tramuntana “.

La Fundación Instituto Catalán del Corcho lucha contra la emergencia climática causada por el incremento de la temperatura y la situación socioeconómica causada por el Covid-19. El presidente de ICSuro, Joan Puig, ha destacado que con “este acuerdo se facilita el aprovechamiento de subproductos de la industria del corcho y la vitivinícola en el marco de estrategia de economía circular, ya que los tapones de corcho reciclados serán utilizados en nuevas aplicaciones urbanísticas “.

La Fundación Instituto Catalán del Corcho es una fundación sin ánimo de lucro de tipo cultural y de fines científicos, que tiene como misión la valorización del sector corchero catalán mediante la investigación y búsqueda sobre el tapón de corcho y otras aplicaciones, los controles de calidad en Cork Center Laboratory y la comunicación para la difusión y promoción de la conservación y el aprovechamiento responsable de los alcornocales.

La fundación está adherida al movimiento de Economía del Bien Común y también es miembro de GEAccounting y ha iniciado el proceso de monetización y cálculo de su impacto social y ambiental. Han colaborado continuamente con empresas de inserción social como es el caso del Centro Tramuntana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Cerrar Cerrar